A lo largo de mi vida de rolero (y de bloguero) he colaborado con docenas de sitios, revistas, blogs, etc.

Diría que he mandado más de un centenar de artículos, y no sólo de rol, de economía, de tecnología, de política, además de ceder algunos de mis libros para que estuviesen disponibles gratuitamente.

Nosolorol, Fiade, Templo de Hécate, Trasgotauro, Socialdemocracia.org, Vozed, y numerosos blogs.

Pues bien, la mayoría de ellos, cuando ha llegado el momento de cerrar, de cambiar la web o de empezar una nueva etapa, no ha tenido el más mínimo miramiento en dejar perder mi trabajo, al que le he dedicado muchas horas.

Algunos no, por supuetso, siempre preocupados por cuidar a sus colaboradores, pero la mayoría, han pasado de conservar mi trabajo y el de la gente como yo que, con ilusión aportó un poquito para que fuesen lo que llegaron a ser. a veces por incapacidad de mantenerlo, a veces, por simple dejadez.

Pero sea por lo que sea, no me corresponde juzgar a mí las causas, hace tiempo que tomé la decisión de sólo colaborar con otros blogs y revistas en casos excepcionales. Por eso escribo casi exclusivamente en mi blog. Creo demasiado en la libertad y la riqueza que ofrece Internet como para no sentirme mal cuando una parte de esa riqueza se pierde, y más si es algo en lo que yo he contribuido.

Ojo, esto no es un reproche, sino más bien una justificación personal. Sé por experiencia lo que es mantener páginas web antiguas, y que a veces hay que tomar la decisión de que ya no merece la pena, pero al menos, si escribo en mi blog, me ahorraré que otros tomen esas decisiones por mí.

Nota: por eso mismo no suelo escribir en perfiles de redes sociales con tendencia a rebotarse y a borrar la cuenta, borrando todos los comentarios e ideas que dejé ahí, para volver al cabo de unas semanas cuando han hecho las paces con su karma.

Anuncios