El Mundo de tinieblas tiene nuevos jugadores, quizás los más terribles de ellos. Vampiros, Magos, Demonios, Hombres Lobo, Fantasmas, Momias, Hadas…todos ellos han oído las trompetas y visto los símbolos de la Llegada.

Todos ellos se esconden en sus guaridas y refugios, rezando a un cielo vacío quienes pueden, y deseando poder hacerlo aquellos que no. Porque los Ángeles se han encanado en la Tierra, y el frágil equilibrio que les mantenía a todos puede romperse.

En Ángel, la Retribución los jugadores interpretan a Ángeles, celestiales encarnados en el mundo gótico punk en busca de lo que ellos llaman, La Retribución.

Existen nueve tipos de ángeles, nueve coros cuyas diferentes naturalezas les hacen poseedores de objetivos, poderes y visiones de la Retribución diferentes. Así mismo, dentro de cada coro, la posición de un ángel es dictada por su Dignidad, el nivel que ocupa en la Jerarquía de su coro, y por supuesto, dentro de la Jerarquía Angelical.

A diferencia de otros seres del mundo de tinieblas, aunque menos de los que a los ángeles les gustaría creer, La Retribución es un acto de búsqueda personal que, si bien es influido por el coro de pertenencia del ángel, en cada miembro de la jerarquía toma su propia expresión.

Los ángeles campan por la Tierra, y tanto los ocultos como los mortales se inquietan ante un presente y futuro que nadie podría decir si va a derivar en un destino brillante o algo más oscuro que cualquiera de las pesadillas que durante siglos han soñado los agentes ocultos del Mundo de Tinieblas.

Al final, todo dependerá de qué ángel complete antes la Retribución.

marmol-y-rosa.jpg

Anuncios