El otro día hablaba en mi blog menos serio (el de economía y tecnología) sobre la necesidad de crear deflación en la economía  gran escala.

Esta mañana mientas paseaba al perro me preguntaba si el rol, al igual que el mercado de los ordenadores, ha sufrido una deflación generalizada de sus productos. La verdad, es una pregunta difícil de contestar por la ausencia de datos, pero me ha picado la curiosidad.

Lo primero de todo, la deflación es el proceso generalizado y sostenido en el tiempo (durante un tiempo) de los precios. Y al contrario que la mayoría de la gente y los economistas yo creo que es bueno porque aumenta la riqueza de la gente, en lugar de disminuirla como la inflación (excepto si tienes deudas, claro).

Es decir, la deflación en el mundo del rol significaría que por el mismo dinero puedes comprar mejores manuales (y accesorios) que hace tiempo.

Y digo que es difícil de estimar si se ha producido porque la tecnología ha avanzado tanto que hora las cosas que se salen al mercado son muy diferentes de las de antes, por ejemplo, ahora tenemos miniaturas de plástico prepintadas mientras que antes eran sin pintar, o en metal, y eso es difícil de comparar. Por ello, vamos a centrarnos en la base de nuestra afición, los manuales.

Como estándar vamos a tomar el manual por excelencia, el manual del jugador de AD&D editado a mediados/finales de 1992 (aunque muchos discreparían sobre si éste es el manual por excelencia, por supuesto).

 

manual del jugador AD&D r375434985739487t59834 luhsrtourtiuyuiyuwtur.jpeg

Sí, aquí está, con sus arruguitas y todo ¡grande!

El manual del jugador nos costó por entonces 2.500 pesetas, unos 15 euros, y si hacemos caso de las calculadoras de inflación desde 1993 hasta hoy la inflación ha sido un 83%, por lo que deberíamos subir el precio en un 83%. Vamos a ser conservadores por el efecto euro y vamos a poner un 100%. Es decir, un manual a unos 30 euros.

Si tenemos en cuenta la mayoría de los manuales que se publican hoy en día, que rondan los 50 euros, uno diría que el rol ha sufrido un proceso de inflación mayor que la media de la economía, pero…¿es eso cierto?

Hy que tener en cuenta muchas variables:

  • El papel y las tapas de los manuales es ahora mucho mejor.
  • Color: no es lo mismo, ni mucho menos, editar un papel a dos tintas con algunas ilustraciones a color, que un manual con numerosas ilustraciones a color.
  • Calidad, parece que se ha avanzado bastante en la calidad de las ilustraciones, la maquetación, etc.
  • Material soporte: gracias a internet el material soporte de un manual se ha multiplicado, no sólo por los pdf´s del juego, sino por todo el material creado por los aficionados que ahora llega a todo el mundo.

Así que, para poder comparar, no debemos hacerlo con los manuales más tochos del mercado, sino con otros más normales. Así, si miramos por ejemplo una media entre un manual a todo color como Espada Negra (2015 – 35€) y uno en ByN (y escala de grises) como La Puerta de Ishtar (2012 – 25€) podemos tomar a día de hoy una media de 30 euros para un manual similar al D&D, sólo que con mejor papel y mejores tapas.

Podríamos decir que no ha habido deflación, sino una inflación normal.

Pero si miramos más allá vemos que hay elementos que hacen que esta afirmación no sea del todo cierta. No sólo la cantidad de material adicional y gratuito que hay para todos los nuevos juegos en Internet, sino la misma naturaleza del mercado rolero actuales, que hace que sean necesarias tiradas mucho más pequeñas que las que pudieron sacar Joc, o Zinco, en su día.

De decenas de miles de ejemplares (11.000 para la primer tirada del AD&D según dicen por ahí) hemos pasado a tiradas de mil o menos. Por supuesto, eso debería encarecer el precio de los manuales actuales, pero la imprenta digital, la financiación mediante crowdfunding, las mejoras logísticas y de distribución y los canales publicitarios y redes que nos brinda Internet hacen que no sea así.

Así que, la gran pregunta, una que yo no puedo responder ahora, es: ¿cuánto costaría y a cuanto se vendería realmente en la actualidad un manual de rol de características similares al Manual del Jugador de AD&D con una tirada de 11.000 ejemplares?

Y es complicado porque aunque cualquiera puede darse de alta en una imprenta digital y calcular el coste de la imprenta, y a partir de ahí deducir gastos de distribución y comisión en tiendas, lo cierto es que la operación es mucho más compleja. Hay que tener en cuenta el coste del almacén, si toda la tirada va a ir a tiendas o por el contrario una parte va a venta directa online, el coste del manipulado de los 11.000 ejemplares. Una pesadilla logística de las que molan de verdad.

En definitiva, el rol parece haber evolucionado con la inflación igual que el resto de la economía, pero dados los cambios en el mercado sí podemos suponer que hay una menor inflación oculta, aunque no parece haber deflación, es decir, una bajada generalizada de los precios del rol impreso.

Otra cosa, por supuesto, es la digitalización sufrida por los manuales, donde ahora es fácil encontrar manuales completos por 5 euros en las tiendas de las editoriales. Eso sí es deflación. Pero de eso, hablaremos otro día.

Anuncios