Esta colosal obra, adaptada por Julien Blondel, hace volar mi imaginación y me inspira a soñar conque algún día se lleve al mundo de la televisión.

La fuerza de esta adaptación, en la que coincido con el propio Moorcock en calificar como la mejor adaptación al cómic de su obra, permea cada página y cada frase, lo que, unido a su crudeza y la presencia continua de sexo y violencia, me hacen pensar que no sería una serie para niños, precisamente.

https://www.youtube.com/watch?v=0Gm_8Bx_cQA&feature=share

Por otro lado, el aspecto gráfico a cargo de Didier Poli, Robin Recht y Jean Bastide quedaría grandioso en una serie de animación.

El color, el detallismo, la fuerza que cada ilustración transmite, los diseños de personajes, bestias, paisajes y armas…todo ello harían de Elric de Meniboné una serie mítica.

Quizás algún día lo veamos hecho realidad.