Una idea para juegos de ciencia ficción que quizás queráis explorar.

En teoría, los agujeros negros (una teoría bastante aceptada) distorsionen el tiempo y hacen que a medida que te acerques a ellos pase más lentamente en su interior para quienes se han acercado que para quienes están fuera de su radio de acción.

En teoría también, y ésta es menos aceptada, los agujeros negros comunican con otras partes del Cosmos conectándose con agujeros blancos.

También se supone que hay una energía oscura que está acelerando la expansión de universo.

¿Y si se combinan las tres teorías para crear en ciertas zonas de universo agujeros blancos que emiten energía oscura con gravedad negativa que hacen que el tiempo pase mucho más rápido en su interior?

Al contrario de lo que pasa en la película Interestellar, un grupo de aventureros que tuviese una misión cerca de uno de esos agujeros blancos se vería afectado de formas extrañas por la presencia del agujero y la energía oscura.

Por ejemplo, podrían entrar a la zona y pasar en su interior diez años, pero al regresar al mundo “normal” habrían pasado sólo horas.

Estoy pensando en un mundo al borde de la destrucción, tipo Starfinder, donde una amenaza de nivel épico está a punto de conquistar todos los imperios y reinos, ha matado a yodos los héroes y destruido todas las flotas opositoras.

Un grupo de jóvenes aventureros parte hacia el sistema del Agujero Blanco, donde vivirán docenas de aventuras hasta alcanzar niveles épicos, construir su propia flota y reunir fuerzas suficientes para darle la vuelta a la situación.

Dadle una vuelta por si os sirve para vuestras partidas.