Netflix parece no rendirse ante la pérdida de las series del universo Marvel que estaba desarrollando y está adquiriendo un buen montón de licencias de cómic.

Primero fue la alianza con Mark Millar y su deseo de convertir sus cómics en series y películas (además de lanzar una serie de cómics propios de Netflix, la Magic Order).

The-Magic-Order flgbtihvrthvrltkj.jpg

Después, su alianza con Warren Ellis para guionizar Casttlevania, alianza que, espero, se desarrolle en un montón de nuevos proyectos conjuntos.

También con la producción de series como The Umbrella Academy.

Ayer anunciaban la que puede ser la noticia bomba de la temporada, la adquisición de los derechos de The Sandman, la que es sin lugar a dudas, una de las mejores creaciones del mundo del cómic (habiendo ganado incluso premios de literatura).

Para quien no conozca esta obra y a su autor, Neil Gaiman, (ya estáis tardando) hemos de explicar que se trata de uno de los mejores escritores de fantasía de todos los tiempos.

Primero en cómic con The Sandman o Mr. Punch, y luego con novelas como American Gods, Coraline, Stardust, Neverwhere y Good Omens (esta última junto con el gran Terry Pratchett), las cuales ya han sido llevadas al cine o a la televisión, y muchas obras infantiles, como el Libro del Cementerio, Odd y los gigantes de Escarcha, etc.

También ha realizado sus incursiones propias en el cine, siendo el guionista de Beowulf, y sacando adelante la increíble Máscara de Cristal, con Jim Henson Company y Dave McKean.

Y a pesar de todo esto, podemos afirmar que el espectador medio apenas ha arañado en la superficie de la obra de Gaiman, pues su más insigne y asombrosa obra es ésta que acaba de adquirir Netflix.

The Sandman cuenta la historia de Sueño (o Morpheo) desde su liberación del cautiverio al que le sometió una orden de magos victorianos hasta su final estremecedor…puedo decir que pocas veces un cómic ha logrado conmoverme tanto como el final de the Sandman. Quizás alguna de las sagas más épicas de los Vengadores, La Muerte del Capitán Marvel o Watchmen estén a la altura de un final así, pero hay pocas cosas iguales en el mundo del cómic.

Hasta ahora no se había hecho una serie o película de este personaje debido a la complejidad del guión, (y la cantidad de efectos especiales necesarios), aunque se ha intentado en varias ocasiones, la última una reciente adaptación por parte de Jason Lewitt que se quedó en nada.

Netflix ha prometido que tendremos una serie de alto presupuesto, e imagino que cuidada, que se desarrollará, como la obra de Gaiman, en diez temporadas (o eso me gustaría imaginar), más varios spin offs si la cosa funciona: Sandman Overture, Muerte el alto coste de la Vida, Noches Eternas, Lucifer (pero una serie buena basada en el personaje que creo Gaiman en the Sandman, no ese pastiche policíaco que han creado).

Podemos estar ante la creación de un Sandman Universe del calibre del que Netflix acaba de perder con Marvel o incluso de un fenómeno equiparable al de Juego de Tronos, pues pocas obras como The Sandman pueden llevar al espectador a mundos complejos, ricos en personajes interesantes y tramas dentro de tramas, y a un universo fantástico sin igual.

Era cuestión de tiempo que los medios y la experiencia de las productoras creciesen hasta estar a la altura de una obra así, esperemos que lo estén, y veremos a ver qué es lo que hace Netflix con ella.

 

the-sandman-neil-gaiman-comic-completo-digital-D_NQ_NP_938876-MLA25884460869_08201r9tuh9486c98h5tiuhcy923h4c9th456yv457u6b47uy357-F.jpg

Para una versión más centrada en el aspecto del negocio visita mi blog, Diseñando la Singularidad.