Cuando uno se plantea escribir un megadungeon, puede hacerlo intentando superar a los rivales que ya lo han construido uno (Bajo Montaña, World Largest Dungeon, etc.) o superar a todos los rivales venidos y por venir.

Por supuesto, la mejor forma de lograrlo es la primera, pero yo soy más de plantear cosas imposibles, así que se me ocurrió La Fortaleza del Viento Sollozante.

La Fortaleza es en realidad una gigantesca montaña flotante dentro de una caverna colosal que se encuentra en el mundo de Infinity Dungeon. Para quienes no lo conozcan (fatal), Infinity Dungeon es un universo completo compuesto de dungeons.

Imaginad un universo donde no hay estrellas, ni planetas, ni vacíos, solamente cavernas, mazmorras, fortalezas subterráneas, ríos y mares abisales. Su tamaño es desconocido, nadie parece haber encontrado nunca, en su milenaria historia, algo que parezca una salida (quizás sea porque no son capaces de entender el concepto de salida, pues todo lo que conocen es su universo cerrado, pero ésa es otra historia).

Bien, en este Dungeon infinito que podría tener el tamaño de un sistema solar, de un universo infinito, o de un multiverso, pues algunos portales llevan a dungeons todavía más extraños con reglas físicas muy diferentes, en esta ambientación, quise situar algo mucho más concreto.

Allí donde algunos hablan de megadungeons con docenas de niveles, y quizás cientos, o miles de habitaciones y encuentros (Bajomontaña tiene 23, por ejemplo).

Bien, sin contar estructuras adosadas, capillas flotantes o plataformas externas, ni el espacio circundante que guarda sus propios secretos, la Fortaleza posee 4.353 niveles y numerosas estructuras anexas construidas, demolidas, conquistadas y reformadas a lo largo de miles de años. Siendo preciso, eso suponen más de 341.000 millones de metros cuadrados (¿unos 150.000 millones de tiles?).

Creédme si os digo que necesito una hoja de excel para manejar todo esto y muchas para diseñar los mapas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ni que decir tiene que no espero poder describir ni una décima parte de los niveles por mi mismo, así que la única forma de hacerlo realidad por completo es, o confiar en que cuando la Inteligencia artificial se desarrolle lo suficiente pueda programar una para que complete y cree los niveles con las directrices que yo le dé, o hacer algo colaborativo como ya he hecho en alguna ocasión dentro del propio Infinity Dungeon, (ver el escenario Virrundar de Daniel Castillo escrito para esta ambientación). Para ello necesitaría docenas de personas dispuestas a dedicar muchas horas a escribir y diseñar aventuras y escenarios. y sinceramente, ni tengo los contactos ni la capacidad de motivar a tanta gente para una tarea así.

Así que voy escribiendo cosillas, y las que vea de calidad las iré colgando ampliando el que es, sin duda, el mayor Dungeon creado por el hombre que se encuentra a su vez en el mayor de los dungeons Posibles.

fortaleza_viento_sollozante_grande_150px

Para las ilustraciones lié al gran Daniel Hidalgo “Verzobias” quien me regló estas maravillas

Y como quiero que cada nivel sea algo especial, puse a trabajar mi imaginación, que quizás sea lo mejor o lo peor que tengo, para poblar cada nivel con criaturas y amenazas únicas, echad un vistazo a lo poco que he ido colgando, encontraréis ahí retazos de historias para enfrentaros a los golems muertos, a un Genio Oscuro procedente del plano de energía negativa, o a la embaucadora espada Soberana de almas, quien ha erigido un imperio y amenaza con desestabilizar los niveles en torno al 2.700. De escribir estos artículos nacieron criaturas como los servidores fractales y los genios gema, que irán poblando poco a poco lo que es, o quizás algún día lo sea, algo más que un megadungeon.

La Fortaleza del Viento Sollozante sería, de materializarse, el primer Gigadungeon de la historia de los juegos de Rol.

No me preocupa que estas cosas no vean nunca la luz, nunca he sido muy dado a buscar la alabanza por mis obras, pero sí que me gusta que la gente sepa que eso está ahí, esperando que algún día sus aventureros recorran sus caminos de acceso esquivando a las arpías y los grifos de sombra, y entrar en sus profundidades donde caen y nacen imperios, criaturas espectrales aguardan a quienes quieran explorar las ruinas milenarias de niveles inexplorados y la aventura está, literalmente, a la vuelta de cada esquina.

Qué es la Fortaleza del Viento Sollozante

En las profundidades insondables de la oscuridad late el negro corazón del mundo de Infinity Dungeon. Ese corazón tiene muchos nombres, pero en toda la geografía de nuestro mundo es conocido por uno solo, La Fortaleza del Viento Sollozante.

Esta es su historia, y la de quienes lo han habitado, han peleado y han muerto por él o en él.

cropped-fortaleza_viento_sollozante_banner_texto_150px-yugrtuy5vc6y5rtge1449326851887.jpg

Ilustración de Daniel Hidalgo “Verzobias”

Flotando eterno en el centro de una de las mas colosales cavernas jamás descubiertas en Infinity Dungeon, se encuentra un macizo de roca oscura, elevándose sobre las paredes circundantes por algún tipo de magia o fenómeno inexplicable, sin más sujeción que la voluntad de su creador. Hay quienes hablan de extrañas máquinas en los niveles interiores, o de un cónclave de cadáveres errantes que permanecen ocultos incluso para los habitantes del dungeon que más secretos han logrado desentrañar. Otros hablan de la morada de los extraños dioses de Infinity Dungeon, y otros de la magia incognoscible de la primera raza que pobló el mundo y que fue barrida por la oscuridad (o por la luz, según otras versiones).

Sea como sea, la imagen que se abre al viajero que llega al Viento Sollozante por alguno de los infinitos pasadizos que a él conducen es impresionante.

Una caverna inmensa, en cuyo centro flota sin ninguna sujeción una roca negra de más de veinte millas de alta, grande como un mundo, y un perímetro que en su centro, en la parte más ancha, supera las diez millas de diámetro. Lo único que une La Fortaleza del Viento Sollozante con las paredes de la caverna que la aloja son cientos, quizás miles, de puentes que dan acceso a sus diferentes niveles.

En su mayoría naturales, artificiales otros, cada uno de ellos conduce a una parte del Dungeon llena de peligros y misterios. Quien tenga vista suficiente para distinguir tales detalles en la distancia verá que la superficie de roca está salpicada de balconadas, escalinatas de subida y bajada, salientes fortificados, incluso torreones que sobresalen de la roca, aunque la mayoría de los que la contemplan por primera vez sólo pueden admirar la inmensa mole oscura levemente iluminada por la iridiscencia del moho y el liquen de las paredes de la caverna.

En toda la gruta, la omnipresente presencia del viento corta los puentes a gran velocidad, creando el sonido que da nombre a la fortaleza. En toda la caverna, y en los niveles interiores del dungeon, puede escucharse el ulular sollozante del viento advirtiendo a los viajeros de los peligros de adentrarse en la fortaleza.

Y aunque algunos peligros aguardan a los aventureros en las grutas adyacentes, y los pasillos de acceso a los puentes, éstos no son nada con los que habitan en el interior de los miles de niveles de la Fortaleza del Viento Sollozante.

Podéis encontrar más historias aquí, o en la etiqueta correspondiente dentro de este mismo blog.

Nota: ¿creéis que sería bueno añadir en la Fortaleza un anden para el Romperrocas, otro de los escenarios de campaña de Infinity Dungeon?

https://sandmanreturn.wordpress.com//?s=romperrocas&search=Ir

Quizás quedaría bien crear una estructura externa que hiciese las funciones de estación de tren y que colgase sobre la Fortaleza, o que el tren de roca atravesase varios de sus niveles.